Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 noviembre 2010

Fosa Común - Cementerio Ciriego - SantanderJesús Paz era mi tío,  uno de los hermanos de mi padre, y fue otra de las innumerables víctimas del genocidio franquista.

Le fusilaron el 20 de noviembre de 1939, cuando la guerra ya había finalizado y a la edad de 25 años (sí, sólo 25 años). ¡Qué curioso es que quien firmó su condena se haya muerto también un 20 de noviembre!. Pero este otro, a quien prefiero no nombrar, se murió con 82 años y habiendo hecho muchísimo daño. Es muy injusto, sin duda.

Por lo que sé de Jesús, era de estas personas que no dejan indiferente:  buen hermano, hijo, gran amigo y, en definitiva, una buena persona. Seguro que habría sido, por lo menos, tan buen tío mío como lo fue su hermano Hilario. ¡Qué gran pena que no hubiera vivido muchos más años! ¡Y qué gran pena no haberle conocido!

Sé que era un juerguista total, que alrededor de él siempre había risas y una gran camaradería, que tenía unas habilidades increíbles para el deporte, que hacía cosas curiosísimas, como subir boca a bajo árboles o picalinas, o caminar varios  kilómetros, cuesta arriba, haciendo el pino. También tenía grandes aptitudes para la música. Montó, con un grupo de gente, una murga (una charanga) que, por lo que sé, era la sensación en la zona.

Tengo que dar las gracias a Carmen Suárez Nieto (una buena amiga y gran investigadora)  quien hace unos años consiguió toda la información sobre mi tío. Aunque sabíamos que le habían fusilado en Santander y que estaba enterrado en una fosa común, desconocíamos que el lugar era el Cementerio de Ciriego, en Santander. De entre las más de 850 personas enterradas en la fosa común una de ellas es Jesús Paz López.

Carmen fue quien nos hizo llegar la causa completa de mi tío y quien nos dio la oportunidad de leer un puñado de absurdas acusaciones y un montón de informaciones contradictorias, que no hay por donde coger. A ella, que está de ver este tipo de documentos, le extrañó muchísimo que hubiera tanta documentación. Me decía que era como si hubiesen necesitado muchos papeles para justificar lo injustificable: su pena de muerte, su fusilamiento. El documento que no está es el que mi tío Hilario llegó a entregar al penal del Dueso, el mismo día que le habían fusilado y con el que se esperaba que le conmutara la pena de muerte. ¡Qué pena!

También quiero agradecer desde aquí lo que hizo Antonio Ontañón. Fue quien investigó la fosa común de Ciriego y publicó el libro “Rescatados en el olvido” que no he conseguido localizar hasta ahora (si alguien sabe cómo puedo conseguir un ejemplar se lo agradecería enormemente). También Ontañón remitió al Juez Garzón en 2008 los datos sobre la represión franquista en Cantabria (ver noticia).

Hace un tiempo  fuimos a Santander a visitar el lugar en el que están los restos de Jesús. La sensación es sin duda extraña, pero tienes la sensación de al menos estar honrando la memoria de alguien que no se merecía que le hicieran lo que le hicieron. Gracias a Ontañón y a la asociación de víctimas, el lugar es bonito, a pesar de ser un cementerio. Hay un monumento central a las víctimas y en unos 10 monolitos han colocado lápidas con los nombres de todas las personas fallecidas. ¡Qué pena que lo hubieran visto ni mi abuela Carmiña, ni mi padre, ni mi tío Hilario!

Sinceramente, creo que no podemos olvidar lo que ha pasado en este país, que me alegra que tengamos una Ley de Memoria Histórica y que me apena mucho lo que se le ha hecho a Garzón. Creo que no deberían quedar inmunes, quienes han asesinado a tantas personas y han destrozado tantas vidas.

Doy mi enhorabuena a la iniciativa Todos los Nombres, una comunidad a la que estoy inscrita y en la que se muestra el listado de las víctimas de Asturias durante la Guerra Civil y postguerra, y en la que también aparece Jamín, Benjamín Vázquez Villanueva, un hermano de mi otro abuelo.

Si alguien sabe algo de mi tío, le agradecería que me lo contara.

Anuncios

Read Full Post »

Plaza carbón - Economato Ujo

Plaza carbón - Economato Ujo

Lo que está pasando con la papeleta del carbón en Ujo y en el resto de las comarcas mineras es decimonónico.

Para quien no lo conozca, quienes trabajan o trabajaron en HUNOSA, tienen derecho a una papeleta o vale de carbón cada mes. Cada vale son seis sacos de carbón. Hoy en día, la media de edad de la gente titular de la papeleta, supera con creces los 70 años. Es la Caixa la entidad que las gestiona. Hace años hubo quien siguió recogiendo los vales de personas fallecidas y hasta cierto punto es normal que existan mecanismos de control para garantizar que no exista este fraude.

La Caixa cada cierto tiempo, ¿dos años? convoca a toda la gente para que envíe una fe de vida por correo postal o se presente en una oficina de la Caixa con su DNI. No sirve presentarse en una entidad bancaria, como Cajastur, en la que tienen las pensiones domiciliadas todas estas personas… ¿Hay que ir a Mieres?…. Es absurdo en estos tiempos, pero se va.

Lo bueno es que ahora sólo puedes utilizar la papeleta del mes en el que estás ¿eso qué significa? Pues que por narices tienes que ir al banco o la caja entre el día 5 del mes y el día que se echa la papeleta del carbón, porque por supuesto es una gestión que no se puede realizar a través de Internet.

Y lo mejor es que ahora, además tiene que ir la persona titular de la papeleta a “echar el carbón”. Esto es presentarse al jurado que está con el camión del carbón con el vale numerado y “autorizar” para que recoja los sacos el carbonero. Y podría pensarse ¿y cuál es el problema?. Pues que hay que estar en la plaza temprano, para no quedarte sin carbón, porque se acaba. El otro día, en Ujo, hubo quien estuvo más de tres o cuatro horas en plena mañana y con un frío increíble. ¿Que dónde está? Pues a la fresca en un lugar que no tiene nada de acogedor. Menos mal que el Economato está al lado y durante la espera se aprovechó para hacer la compra y calentar los pies.

Pase, que como hay poco carbón sólo se pueda llevar una papeleta, pero ¿por qué hacer que la gente mayor tenga que estar pasando frío tanto tiempo? ¿no han comprobado sobradamente que la persona existe? ¿Y si esa persona está enferma? En muchos domicilios todavía es el carbón el único medio de calentar la casa y también de cocinar, como no, a fuego lento.

Sinceramente, no me parece humano y menos aún tener que repetir esta misma operación el próximo mes. Esta situación no me parece que sea de recibo, en esta época en la que vivimos, en la que podemos acreditar nuestra identidad a través de Internet y en la que podemos hacer, prácticamente de todo, sin movernos de casa.

¿Qué no hay suficiente carbón para repartir? Pues seguro que hay estrategias menos crueles para que la gente sustituya la fuente de calor de sus casas y también la forma de cocinar.

Read Full Post »

La Voz de Ujo. Imagen de Ricardo Luis Arias

A la gente de Ujo no necesito explicarle quien es Leo porque es alguien más que conocido. Para el resto diré que es la persona que más sabe del Pueblu de nuestra historia, que no es poca. Podría pensarse que Ujo, un pueblín de unos 4.000 habitantes, poca historia tendrá, pero eso no es cierto. Y si no que se lo digan a Leo.

De pequeña recuerdo que se publicaba “La Voz de Ujo” una revista de la que seguro que tengo más de un ejemplar, tan bien guardado que ni sé dónde está. Allá por el año 2.003 Leo retoma la publicación de la Voz de Ujo distribuyéndose un total de 5 revistas. De ellas extraeré algunos artículos para ir añadiéndolos aquí.  Tengo que decir que los textos son de Leo, de Leovigildo Sáiz, quien me concedió el honor de poder trasladarlos a Ujeando.

Aquí va el primer texto. Es la presentación, a modo de editorial, de cuando se reeditó La Voz de Ujo, allá por el 2003.

Un siglo-milenio ha empezado. En nuestra localidad, posiblemente, será la tercera ocasión en la que un “Gran Libro de 365.225 páginas”, se reabre. Ante nosotros está, dispuesto y preparado, para llenar sus folios con la memoria de nuestras vidas y actos comunitarios. Sólo debemos desear que, en esta ocasión, se conserve cuidadosamente, para que no ocurra como con los dos anteriores, de los que, sólo, nos han llegado páginas y escasos cuadernillos.

Han pasado más de dos mil años, desde que las vencedoras legiones romanas, introdujeron en la, ágrafa, Asturias Transmontana, la escritura y una larga serie de adelantos tecnológicos que señalan claramente en nuestra región la diferencia entre lo histórico y lo protohistórico.

En Ujo, los acontecimientos, anteriores a la llegada de Roma y sus águilas permanecen ignorados y ocultos, son un arcano histórico, iluminado por la presencia ausente de la lápida que un piadoso devoto dedica a un, hoy ya, olvidado dios, y la resignada y obligada, permanencia en “el campo de soledad, mustio collado”, que es hoy, el Monte de La Pila, guardador aún, de media pila, que espera, anhelosa y paciente, que vuelva su otra mitad perdida. Mitad esta, que yace en el cercano lugar de Forniellos, desde que alguien la destinó a cimiento de cuadra. Lápida y pila unidas, ubicarían un probable altar de sangre o pira de sacrificios del nemoroso dios del devoto agradecido. Con todo esto, nuestra protohistoria se podría alargar a varios siglos antes de la llegada de los romanos.

El Siglo XXI, ya comenzado, va a ser pródigo en aniversarios, eventos y conmemoraciones. La principal de todas, pese a que no se puede fijar ni precisar exactamente cuando sucedió, es, sin duda alguna: el Bimilenario de nuestro topónimo: Ostium o Ustium. Palabra latina que, con el significado de: Puerta, Entrada o Dintel, alguien utilizó para nominar al primero de los valles de la izquierda, tras la mesta de los ríos Lena y Aller. Es, además, una onomatopeya geográfica, transformada en: Ucium, Ucio, Ussio y Uxo / Ujo en el transcurso de los siglos.

Nombres todos de muy parecido sonido o pronunciación, que nos han ido transformando en: Ucis, Ucienses, Usienses, Uxenses/Ujenses, pudiendo haberse dado el caso de convertirnos en “Uxunos” o “Uxunenses” si el desafortunado futurible “Uxi”, invento de un conocido normalizador, se hubiese impuesto en contra de toda razón histórico-lingüística.

También se cumplirán 1900 años de Cayo Suplicio Ursulo y los Symmachiarios Astures de la Guerra de los Dácios y 150 del descubrimiento del “Ara de Lucio Corona Severo y Octavia, Procula o Crocula“, ya que los estudiosos no están acordes en el cognomen de Octavia. Se cumplirán: 100 años la reforma de la iglesia; 200 de “La Carretera de Castilla y el Cañu del Lugarín”. Pudiendo añadirse los 1.200 años del documento del 23 de junio de 860 del rey Ordoño I que comienza con estas frases: “A ti, Padre Frominio, Obispo. Por este nuestro precepto, que abado está. Donámoste y condecémoste: Los lugares de nuestra propiedad, esto es, junto al río Lena la Iglesia llamada Santa Eulalia, que está fundada en Villa Ussio“.

También será centenario el “Centro de Instrucción y Recreo”. (Su directiva prefirió celebrar a bombo y platillo los cincuenta años de la renovación de los estatutos de 1.941, a los 75 años de la creación de la sociedad) y como su creación fue origen del Nacionalismo Asturiano, éste, aunque pese y moleste a algunos, deberá celebrar su nacimiento aquí, en Ujo, nuestro pueblo.

Esta lista incompleta, está relacionada, toda ella, con eventos de nuestro pueblo, con acontecimientos del pasado que gustarán o no, que serán celebrados o ignorados, pero que, sin duda alguna, deben, al menos, ser conocidos y divulgados.

Con el objeto de presentar nuestra historia local y nuestro pasado con los menores errores posibles, de forma documentada, objetiva y veraz es la causa de que vuestra “Voz de Ujo” reaparezca. Pretendemos poder paliar la larga serie de minusvaloraciones y errores, que últimamente, se están cometiendo con Ujo, su historia y su patrimonio artístico y cultural.

Aparece, esta vez, con carácter de “extra”, por mantener la esperanza de ver llegar el día en que exista un diario o semanario de Ujo y mientras tal fecha llega, nos conformaremos con estar presentes trimestralmente en defensa de nuestra  larga y abundante historia.

Sería ligereza no ocuparse algo del presente, que mal podremos defender el pasado si no damos pie a que los que lo deseéis levantéis acta de momento actual.

Consideraremos incluido en  “Historia”, todo lo ocurrido hasta el año 2000 y “Actualidad” todo lo posterior.

La vieja cabecera, que, en 1.956, creara, el por siempre reigosán y ujense de pro, Ricardo Luis Arias, pintor, periodista y montañero, se despierta de nuevo y con las mismas ilusiones de entonces y de todas las veces, que cual Ave Fénix, renació, vuelve a la carga por, para y con, el pueblo de Ujo.

Espera superar las adversidades que le acechen, lograr continuidad temporal, es decir: nos conformamos con poder aparecer trimestralmente de una forma continuada.

Nos dividiremos en varias secciones. Una de ellas estará siempre dedicada a la actualidad de las asociaciones, los colectivos ujenses y de toda persona que lo desee o quiera dar noticia de sus actividades, conocimientos, proyectos y obras.

Hablaremos también de los ujenses, sus obras y vidas. También acogeremos  obras de “Ujenses  Simpatizantes”, ya que, no sólo es de Ujo el que aquí nace o vive.

El resto de las páginas  se dedicará a rescatar y difundir la historia de Ujo. Incluso algunos artículos serán coleccionables. No se desdeñará el pequeño artículo temático ni la publicación de fotografías, mapas, carteles, postales, monólogos, poemas, chistes, pasatiempos, anécdotas, etc., etc…

Lo relacionado con Ujo, sus vecinos y amigos tiene cabida en La Voz de Ujo Extra

Un apartado interesante será el dedicado a la Bibliografía Positiva, Bibliografía Negativa que sobre Ujo se haya generado o se genere.No somos ni elitistas ni excluyentes. A todos estamos abiertos y a todos acogeremos en nuestras páginas.

Trataremos de abarcar lo más que podamos e incluso hemos creado una sección llamada “El Lector Opina”, que a vuestra disposición queda, para que vuestras opiniones y pensamientos tengan su lugar de expresión.

Hemos procurado elaborar una revista lo más barata posible y por tanto los donativos solicitados son  ajustados, y baratos, pues, sólo queremos sufragar con ellos los pequeños gastos de composición y elaboración, ya que, somos conscientes de las muchas cargas que tiene el comercio local y por eso por pocos Euros se colabora en cuatro números.

Agradecemos de antemano a los comerciantes su colaboración. Recordaremos, con gusto, a los antiguos anunciantes, que en tiempos infinitamente peores a los actuales colaboraron en eventos parecidos a este y que, gracias a esa colaboración, aún se mantiene memoria viva de su paso y vida en Ujo.

Esperamos superar nuestros errores y equívocos e ir mejorando nuestra presentación, contenido, diseño y calidad. En nuestro estudio inicial habíamos pensado en tener un formato aproximado de 200 pgs. El alto costo que supondría nos obliga a rebajar unas 40 pgs. esta pretensión.

Debemos disculparnos por nuestra tardanza en salir, pero todo el retraso ha sido debido a problemas relacionados con la confección, elaboración y diseño. Salimos un trimestre tarde, pero hemos logrado salir. Lo cual es por sí mismo un logro o milagro importante.

Estamos contentos por nuestra salida y lamentamos la tristeza de los agoreros y prejuzgadores, de ésos, que, de seguro, procurarán hallar todas las tachas y defectos de edición, gramática y estética. De todos los badulaques, que sólo se dedican al arte del murmullo y del susurro, expertos en risa sesgada, maestros del siempre criticar y expertos en el nada hacer. A todos esos nos complace recordarles la existencia de la sección dedicada a las opiniones de los lectores a la que pueden dirigir cuanto quieran y lo que quieran. Es una manera de facilitarles el abandono  de su patética  diversión y así, sin disimulo alguno, podrán manifestar sus opiniones públicamente. Les garantizamos la publicación de sus  escritos y críticas.

Si en diecisiete años no han tomado iniciativa alguna, por algo será.

Debemos agradecer a nuestra párroco D. Luis su colaboración y ayuda desinteresada, ya que sin él no hubiera sido posible nuestra reaparición.

En vuestras manos está nuestro “Número 0” acogedle con indulgencia, generosidad y comprensión. Es un proyecto que como muchos sale de la nada, un sueño lanzado al mundo de lo posible, que hoy es real y que ya está  en vuestro poder. Gracias anticipadas por vuestra acogida y hasta el número 1 que D. m. saldrá en su fecha.

Bueno… pues aquí va el primer artículo de La Voz de Ujo, publicado en el Número 0. En él se nombra a Luis Arias, un gran amigo de mi padre, al que envío desde aquí un fuerte abrazo.

Lo cierto es que me encantaría que La Voz de Ujo volviera a publicarse. Mi ejemplar y alguno más estaría vendido, sin duda.

Gracias Leo y a ver si pronto podemos disfrutar de tu blog 😉

Read Full Post »